Prohibición en Ohio de cuidados de afirmación de género y restricción a atletas transgénero

El Senado de Ohio, dominado por los republicanos, ha votado para invalidar el veto del gobernador republicano Mike DeWine. La nueva ley prohíbe cirugías de afirmación de género y terapias hormonales, y restringe la atención de salud mental para personas transgénero menores de 18 años. La medida también prohíbe que las niñas y mujeres transgénero participen en equipos deportivos femeninos, tanto en el nivel de K-12 como en el universitario. Se espera que la ley entre en vigor en aproximadamente 90 días.

La artista de Chagrin Falls, Kat Scaglione, cuyos dos de tres hijos son transgénero, tiene sentimientos encontrados sobre la nueva ley. Por un lado está devastada, pero por otro lado no está sorprendida. Su hija de 14 años, Amity, ya está recibiendo servicios de salud mental y algo de medicación, y tendría la posibilidad de continuar con su tratamiento bajo la cláusula de abuelo de la ley, pero no podría buscar nada adicional, como terapias hormonales, y tendría que ir a otro estado para continuar con su atención de afirmación de género.

Scaglione y su pareja, Matt, incluso están considerando mudar a su familia a otro estado a pesar de haber comprado recientemente una casa en un distrito escolar y una comunidad más seguros para Amity y su hermana de 10 años, Lexi, quien también es transgénero. No se sienten bienvenidos en Ohio y no ven que eso cambie en un futuro cercano.

El gobernador DeWine reiteró el miércoles que vetó la legislación -para disgusto de su partido- para proteger a los padres y niños de la intromisión del gobierno en las decisiones médicas. No obstante, en la primera semana de enero, firmó una orden ejecutiva que prohíbe cirugías de afirmación de género para menores de 18 años, a pesar de que los profesionales médicos mantienen que dichas cirugías no se están realizando en el estado. También propuso reglas administrativas no solo para niños transgénero, sino también para adultos, lo que ha provocado duras críticas por parte de los demócratas y los defensores del colectivo LGBTQ+, que en un principio tenían esperanzas sobre su veto.

La senadora republicana Kristina Roegner, del condado de Summit, afirmó falsamente en el Senado que no existe tal cosa como atención de salud de afirmación de género o un espectro de género, y calificó dicha atención como un “trabajo de tontos”. Sus comentarios provocaron abucheos y fuertes protestas de los defensores del colectivo LGBTQ+, que fueron cuidadosamente vigilados por la seguridad del Capitolio.

Al menos 23 estados han promulgado leyes que restringen o prohíben la atención médica de afirmación de género para menores transgénero, y muchos de esos estados están enfrentando demandas. Los tribunales han emitido fallos mixtos. La primera ley en Arkansas fue anulada por un juez federal que dijo que la prohibición de la atención médica violaba los derechos procesales de la juventud transgénero y sus familias. La atención ha estado disponible en los Estados Unidos durante más de una década y cuenta con el respaldo de importantes asociaciones médicas.

Al menos 20 estados han aprobado alguna versión de una prohibición general de que atletas transgénero participen en equipos deportivos a nivel estatal, pero una propuesta de la administración Biden para prohibir esas prohibiciones se encuentra en proceso de finalización este año, después de múltiples retrasos y mucha oposición. Según la propuesta, la regla establecería que las prohibiciones generales violarían el Título IX, la histórica legislación de equidad de género promulgada en 1972.

La líder de la minoría del Senado, Nickie J. Antonio, demócrata del área de Cleveland, calificó la medida de “acoso” y afirmó que la Legislatura debería ocuparse de problemas más importantes como la salud mental y los trastornos por consumo de sustancias en lugar de aquellos que marginan a los jóvenes transgénero y privan a los padres de sus derechos. Los defensores están fatigados, pero no demasiado cansados para luchar, dijo.

“Espero que esta sea la última vez, en esta sesión legislativa, que estemos trabajando para quitarle los derechos a las personas de la comunidad LGBTQ”, dijo Antonio, que forma parte de la comunidad LBGTQ+ ella misma.

Maria Bruno, directora de políticas públicas de Equality Ohio, una organización estatal de defensa del colectivo LGBTQ+, dijo que explorarán todas las opciones legales y legislativas disponibles para proteger a los residentes transgénero y a sus familias.

“Ver cómo la política partidista anula un resultado lógico, justo y también compasivo es una verdadera vergüenza”, afirmó.

Leave a Comment