Sospechoso en Texas muere tras tiroteo en casas de Chicago

El Departamento de Policía de Joliet está pidiendo la ayuda del público para encontrar a Romeo Nance, sospechoso de matar a siete personas en dos casas suburbanas de Chicago. Nance, de 23 años, fue descubierto y murió cerca de Natalia, Texas, después de dispararse a sí mismo tras un enfrentamiento con agentes de la ley. La policía de Joliet indicó que Nance se encontraba a más de 1,000 millas de distancia de donde se encontraron los siete cuerpos sin vida en Joliet. Su descubrimiento y muerte ponen fin a una intensa búsqueda. Nance también se cree que está conectado a otros dos tiroteos, uno de los cuales resultó en la muerte de un hombre de 28 años.

Después de encontrar los siete cuerpos, las autoridades habían pedido la ayuda del público para localizar a Nance, a quien advirtieron que estaba armado y era peligroso. Aunque se desconoce el motivo, la policía cree que Nance conocía a las víctimas, quienes se cree que son de la misma familia. Los asesinatos dentro de las dos casas se cree que están conectados con los otros dos tiroteos del domingo, pero las autoridades no dieron detalles adicionales.

Una de las víctimas fue Toyosi Bakare, un hombre de Nigeria que había estado viviendo en el área del condado de Will durante los últimos tres años. La oficina del alguacil del condado de Will estaba vigilando la cuadra 2200 de West Acres, la última dirección conocida de Nance, después de que se vio su automóvil cerca del lugar de los dos tiroteos del domingo. Aunque no había señales de Nance ni de su automóvil, los oficiales tocaron a una de las casas y, al no recibir respuesta, se dirigieron a la casa vecina. Fue allí donde descubrieron dos víctimas muertas, seguidas de otras cinco en la primera casa.

La escena del crimen fue descrita por el jefe de policía de Joliet como “probablemente la peor escena del crimen con la que he estado asociado en mis 29 años como policía”. Tras el descubrimiento y muerte de Nance, el caso continúa siendo investigado y las autoridades siguen recopilando información sobre lo sucedido.

Este trágico incidente ha conmocionado a las comunidades de Joliet y sus alrededores, generando preocupación y miedo entre los residentes. A pesar de la resolución del caso, es importante que las autoridades continúen brindando apoyo y seguridad a aquellos que se han visto afectados por este evento traumático. Confiamos en que las autoridades llevarán a cabo una exhaustiva investigación para esclarecer los hechos y llevar a los responsables ante la justicia.

Es crucial que las comunidades permanezcan unidas en momentos difíciles como este, brindando apoyo a quienes lo necesiten y manteniéndose alerta ante cualquier situación sospechosa. La colaboración entre la policía y el público es fundamental para la resolución de casos como este. Siempre es importante reportar cualquier información relevante que pueda ayudar en la prevención de futuros actos delictivos y en la captura de personas peligrosas. Juntos, podemos trabajar para mantener nuestras comunidades seguras y protegidas.

Leave a Comment