Tormenta Isha azota Gran Bretaña e Irlanda, dejando 2 conductores muertos y miles sin energía.

Una tormenta de invierno ha azotado a Gran Bretaña e Irlanda con fuertes lluvias y ráfagas de viento de más de 100 millas por hora, lo que ha dejado a miles de personas sin electricidad, cientos de trenes cancelados y dos conductores muertos.

La tormenta, llamada Isha, causó caos en las carreteras y vías férreas, con árboles caídos que crearon peligros mortales y bloquearon los desplazamientos matutinos. El domingo por la noche, un pasajero de 84 años en un automóvil en Escocia y un conductor de furgoneta en sus años 60 en Irlanda del Norte perdieron la vida cuando sus vehículos chocaron con árboles caídos.

El servicio meteorológico del Reino Unido, Met Office, emitió una advertencia de viento inusual para todo el país antes de la llegada de la tormenta Isha, que superó las previsiones con ráfagas de viento de hasta 90 millas por hora.

El puente Tay Road, un tramo de 1.4 millas sobre el estuario del río Tay en Escocia, registró una ráfaga de viento de 107 millas por hora, y una de 99 millas por hora fue registrada en la estación de radar de Brizlee Wood en el noreste de Inglaterra.

Desde el otoño, Irlanda y el Reino Unido han sido azotados por fuertes tormentas que han provocado cortes de energía e inundaciones a lo largo de los valles de los ríos. Isha es la novena tormenta nombrada desde septiembre, y se espera que una décima tormenta, llamada Jocelyn, traiga más viento y lluvia el martes y miércoles.

El operador ferroviario de Escocia detuvo el servicio de trenes el domingo por la noche, y el servicio se vio interrumpido durante la mayor parte de la mañana del lunes. Network Rail, que es propietaria de la infraestructura ferroviaria en Inglaterra, Escocia y Gales, impuso límites de velocidad en la mayoría de las líneas para evitar que los trenes choquen con escombros, lo que provocó retrasos.

Varias carreteras principales en Escocia e el norte de Inglaterra permanecieron cerradas debido a fuertes vientos, árboles caídos o camiones volcados. El Superintendente Jefe Davy Beck del Servicio de Policía de Irlanda del Norte dijo que muchas carreteras allí seguían bloqueadas el lunes por la mañana.

En el condado de Antrim en Irlanda del Norte, tres árboles fueron derribados en Dark Hedges, una carretera bordeada de majestuosos hayas que se convirtió en un popular destino turístico después de aparecer como Kingsroad en “Game of Thrones”.

Los árboles tienen unos 250 años y se acercan al final de su vida útil típica. Varios han sido derribados por otras tormentas.

“Este es otro golpe para Dark Hedges”, dijo Mervyn Storey, presidente de Dark Hedges Preservation Trust. “De hecho, uno de los árboles que estaba sano ha sido derribado. Es muy triste”.

En North Yorkshire, en el norte de Inglaterra, los bomberos rescataron a varias personas atrapadas en vehículos inundados.

“Fue definitivamente una experiencia aterradora en ese momento”, dijo Charlie Curry a las noticias de ITV después de su rescate en Morton-on-Swale.

En Huddersfield, un cobertizo para Alpacas fue arrastrado a la carretera, advirtió el consejo local en X, anteriormente Twitter.

“¡Creo que ya no estamos en Kansas más!”, dijo el Consejo de Kirklees.

Varios aviones con destino a varios aeropuertos fueron desviados, incluidos vuelos con destino a Dublín que terminaron en Francia.

La electricidad se estaba restaurando a lo largo del lunes. En un momento dado, alrededor de 230,000 hogares y negocios estaban sin electricidad en Irlanda, y 40,000 carecían de energía en la vecina Irlanda del Norte.

Leave a Comment